Buscar
  • Litos Ink Seeds

En casa..

He estado unos días en la ciudad, algo menos de una semana. Ese lugar me intoxica gravemente. He visto cosas muy raras, y,, por primera vez mi sentimiento de pertenencia a ese sitio ha sido nulo.. He visto niños de 20 años presumiendo de un carrazo que han pagado vendiendo cocaína. He visto un niño de 20 años disfrazado de niña junto a otro niño de 20 años disfrazado del Ken de la Barbie.. He visto mucha policía y jaleos porque hubo apuñalamientos entre moros y gitanos en la parcela 14.. He salido de fiesta y he visto a mi colega tron borracho, y me he visto borracho con él. También he visto a niñas de 20pico años lesbianas deseosas de resultar algo más que un polvo etílico y una vagina que usar por parte de algún buen hombre.

He visto a mis amigos hiperadictos al smartphone y a las redes sociales. Especialmente a instagram. He visto cosas que duelen. Mi corazón hace crack cuando respiro profundo.. Mi esternón suena, mis vértebras suenan, y algo más suena entre esos otros dos sonidos.. No sé si es que poco a poco se me está abriendo el corazón, o si directamente está a punto de romperse del todo.. Aunque al menos he sentido dolor.. Hacía tiempo que no sentía nada en mi pobre corazón de piedra.. Al menos he podido sentir algo.. He visto un niño de unos 20 años haciendo el idiota en el metro, cantando una chorrada en voz alta, con los cascos,, drogado, enfrentándose a la gente sin terminar de echarle huevos, como necesitando un abrazo. He visto una mujer autómata, una auténtica robot, que al entrar en el metro puso su cara a escasos centímetros de la puerta y no efectúo ningún movimiento hasta que se volvió a abrir en su parada,, cuando digo ningún movimiento quiero decir que tan sólo parpadeo y respiró. Y tengo mis dudas de eeso último.. He visto unos cuantos seres-sombra yendo de aquí a allá y pegados a las espaldas de estas gentes.. He visto parejas muertas por dentro. Imbuidas en su propia inercia espiral y tóxica. He visto gente comiendo verdadera bazofia, y pagando por ella bastante más de lo que cuesta un buen bol lleno de frutas. He visto vagabundos, movidos por el síndrome de absinencia. Uno, al ver mi caminar apaciguado y sereno se giró hacia mi mientras nos cruzábamos, me enseñó su cara de diablo demacrado mientras profería un bufido amenazante que no consiguió su pretensión de compartir su ira. Fue casi como si me odiara por el simple hecho de caminar en paz y erguido.. Lo mejor es que he sentido que mi lugar no es ese. Mis raíces están ahora aquí. Eso a lo que pretenden llamar civilización es en realidad un lugar salvaje e inmundo.. Una verdadera trampa para ratas en la que el dinero es el cepo y la inconsciencia el soma.. Eso no es para mi. Muchos sueñan con salir de allí. La mayoría quieren cambiar aquello por una vida de lujos, una mansión, coches caros, mujeres u hombres hermos@s según el caso.. Muy pocos se han propuesto lograrlo realmente.. Muchos menos lo conseguirán.. Sin embargo, veo cada vez con mayor claridad que cualquiera que quiera salir de allí para vivir en el campo de una forma austera, en una pequeña casa, con un vehículo modesto, trabajando la tierra.. Cualquiera que de veras se lo proponga podría hacerlo.. Es nuestra naturaleza en realidad.. La ciudad hace que se te olvide lo esencial. Que pierdas el miedo a pasarlo un poco mal hasta que aprendes a prescindir de lo innecesario y a valorar lo imprescindible..

La ciudad te colma de programas y aspiraciones a los que acogerte, pero que en ningún caso fueron tuyos, ni de tu diseño, ni fueron tu verdadera misión, meta y sueño.. Comlicado asunto es hacer lo correcto una vez te dejas encerrar allí dentro y te sometes a las cárceles del capital.


He visto coosas..


Alguno sigue fumando en el banco donde siempre..


Hay que sacrificarse un tiempo.. Demostrarle al universo que no tienes miedo a sacrificarte un rato para saber que eso no es para ti..


Hay quien se propone no dejar de demostrarlo en toda su vida..


Todo es un ESTADO MENTAL. DIOS PROVEERÁ. SIEMPRE ES ASÍ.

9 vistas